Consejos para hacer senderismo en invierno

3 claves que debes saber antes de hacer senderismo en invierno

Tal vez hayas pensado en aprovechar tus vacaciones de Navidad invirtiendo tu tiempo en intereses y hobbys que no hayas podido disfrutar el resto del año. Uno de estos intereses que frecuentan cada vez más los españoles se trata del senderismo, actividad que les permite recorrer solos o acompañados de familiares y/o amigos largos caminos por parajes naturales de gran belleza. Sin embargo, a la hora de llevar a cabo este tipo de actividades en los meses de invierno, existen una serie de recomendaciones que deben tenerse en cuenta para garantizar que la experiencia sea lo más agradable posible.

3 tips a tener cuenta a la hora de hacer senderismo en invierno

Así pues, en los siguientes apartados procederemos a contarte algunos consejos que debes tener en cuenta a la hora de practicar senderismo en invierno:

Asegúrate de abrigarte bien

No podrás disfrutar de tu paseo en plena naturaleza si no estás lo suficientemente abrigado como para resistir las inclementes temperaturas tan propias del invierno. Se recomienda a todos los senderistas que deseen aprovechar las vacaciones navideñas que se preparen para este temporal vistiendo, para ello, varias capas que permitan regular su temperatura corporal sin pasar frío extremo o calor por llevar demasiado abrigo. Las prendas más utilizadas para este tipo de actividades suelen ser las camisetas térmicas, los jerseys y las cazadoras impremeables. Las camisetas térmicas, además, deberán ser capaces de eliminar rápidamente la humedad para evitar que pasemos demasiado frío.

Actúa de forma prudente

No hay por qué temerle a la montaña. Sin embargo, tampoco podemos tirarnos a la aventura sin pensar bien en lo que estamos haciendo, ya que una zona muy fría con muchos desniveles y zonas de sombra podrían sorprendernos con placas de hielo capaces de hacer que nos resbalemos. Es por ello que, para prevenir estas situaciones, se suelen emplear crampones y raquetas de nieve que deberemos saber cómo utilizar de antemano.

Recuerda también embarcarte en esta ruta de senderisma a una hora temprana, terminándola para antes de comer con motivo de evitar que la noche y la correspondiente bajada de las temperaturas te alcance. Una urgencia será mucho más difícil de atender si es de noche, y los helicópteros de emergencia no podrán despegar una vez el Sol se haya puesto.

Viaja con un botiquín

Para garantizar su seguridad y la del resto de acompañantes con los que decida viajar, el senderista deberá contar en su mochila con un botiquín que le permita atender heridas. Así, dicho botiquín deberá contener suficientes tiritas, vendas, desinfectantes y otros medicamentos que cada una de las personas que se apunten a la ruta deban tomar para aliviar su dolor de cabeza u otras molestias y/o problemas de salud que puedan tener. 

Por supuesto, tampoco pueden faltar la crema fotoprotectora ni las gafas de sol que puedan proteger a los senderistas de la radiación solar, que también supone un problema en invierno y que se vuelve extremadamente peligrosa si, además, tenemos nieve en el entorno. Son imprescindibles también los bastones y los sistemas de localización GPS que nos permitan orientarnos en caso de perdernos.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *