Cómo controlar la hipertensión haciendo deporte

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Ya sabemos que el deporte aporta muchos beneficios para la salud, entre estos efectos beneficiosos hay que destacar que es una de las prácticas más eficaces que los hombres con hipertensión pueden incluir en su vida diaria porque, entre otras cosas, la adaptación cardiovascular mejora con ejercicios regulares de resistencia. A continuación te vamos a explicar como puedes controlar la hipertensión gracias al deporte.

Controla la hipertensión haciendo deporte

El deporte para controlar la hipertensión

Desde el año 1982 la OMS y la Sociedad Internacional de hipertensión arterial recomiendan practicar ejercicio físico para poder disminuir la tensión arterial.

La práctica continuada de deportes de resistencia moderados activarán el corazón y el sistema circulatorio. No obstante, conviene tener cuidado con los ejercicios que precisen de mucho esfuerzo como las artes marciales, dado que pueden producir sobrecarga debido a los picos de presión arterial.

Sin embargo, antes de empezar a practicar un deporte, deberías realizarte un examen médico para ver, según tu estado de salud, cuáles son los deportes más adecuados para ti o el grado de esfuerzo que puedes realizar.

Y siempre, si tienes una presión arterial por encima de los 200/120 mmHg en estado de reposo, es totalmente necesario consultar al médico antes de practicar cualquier deporte.

En cualquier caso, lo recomendable es realizar de 3 a 4 sesiones semanales de ejercicio de 30 a 60 minutos de duración cada sesión. Y recuerda que siempre necesario hacer un calentamiento antes de empezar con la actividad física.

Si eres de los que no les gusta el deporte, lo que puedes hacer es practicar con regularidad una tabla de ejercicios determinada para mantenerse constantemente en movimiento. Para ello, por ejemplo, se puede optar por subir escaleras en lugar de coger un ascensor, pasear de forma periódica o, incluso, ir en bicicleta en lugar de coger el autobús. La actividad física te ayudará si mantienes una serie de ejercicios programados, estructurados, divididos en fases y practicados de manera periódica.

Además recuerda que la práctica regular del ejercicio físico tiene otras muchas ventajas, pues a parte de ayudar a controlar la hipertensión también ayuda a controla el colesterol y la glucosa, previene la obesidad, mejorar el funcionamiento del corazón, reducir el estrés y la ansiedad y su práctica hará que en general te sientas mucho mejor.

En cualquier caso y además de las recomendaciones anteriores, si eres hipertenso deberías controlar tu tensión arterial mientras haces ejercicio para asegurarte que se mantiene en los valores que te haya recomendado tu médico y siempre, ante la menor duda, acude a un profesional de la medicina para que te aconseje sobre los ejercicios que debes realizar.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario