Cómo acabar con las agujetas

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Las agujetas, uno de los principales enemigos de los deportistas, sobre todo de aquellos que se encuentran menos acostumbrados al ejercicio, muestran su aparición al día siguiente de haber realizado la actividad en forma de micro lesiones que resultan bastante molestas para todo el cuerpo. Estas agujetas se pueden ser más o menos agudas en cuanto al dolor se refieren, sin embargo, disponemos de diferentes remedios para acabar con ellas, veamos algunos de ellos.

Cómo acabar con las agujetas

Diferentes remedios para cada grado de agujetas

Antes de ver cómo quitar el dolor de las agujetas, hay que recordar que lo mejor es prevenir su aparición, para ello lo mejor es planificar nuestra rutina de ejercicios e ir aumentando su intensidad de forma progresiva. Si vamos con el ritmo adecuado conseguiremos que no aparezcan estas molestas agujetas.

Además nunca está de más recordar la importancia de calentar y estirar los músculos durante 10-15 minutos antes y después de la sesión de ejercicios. Esto, aunque nos lo habrán dicho infinidad de ocasiones es fundamental no sólo para evitar las agujetas, sino también la aparición de las temidas lesiones.

En cualquier caso si después de nuestra rutina deportiva aparecen estos dolores, lo que puedes hacer para que se pasen cuanto antes es lo siguiente:

  • Si las agujetas son suaves, bastará con una friega de agua caliente en la zona afectada de forma suave. Con estas friegas, lograremos acelerar el riego sanguíneo y, por lo tanto, facilitar la recuperación en la zona dañada. Si quieres acabar con el dolor de forma temporal, también es posible realizar ejercicio de manera moderada, para generar la adrenalina suficiente que nos permita calmar el dolor.
  • Cuando las agujetas son moderadas, suelen ir acompañadas de una inflamación. Para ello, es recomendable utilizar pomadas antiinflamatorias en la zona afectada, mejorando una vez más el riego sanguíneo y acelerando el proceso de recuperación. A modo de complemento, para esta recuperación podemos añadir baños de agua caliente acompañados de aceites esenciales, ya que además de mejorar la circulación, nos ayudará a relajarnos.
  • Por último, cuando las agujetas cuentan con un dolor elevado, tendremos que evitar cualquier tipo de actividad. Los analgésicos suaves, nos permitirán mitigar el dolor. Además de esto, podemos acompañarlo con duchas de agua fría, dirigiendo el chorro a la zona afectada.

Por lo demás, podemos ayudarnos con la ingesta de alimentos que sean ricos en magnesio. Esto nos ayudará a acelerar el proceso, ya que nuestros músculos lo necesitan para volver a recuperar el estado natural en donde se encontraban, antes de sufrir estas agujetas.

Y vosotros ¿qué hacéis para acabar con las agujetas? compartidlo con nosotros en los comentarios

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario